Invertir en Brasil

Invertir en Brasil….

Por su estabilidad política, por su enorme potencial económico, su situación geográfica, sus riquezas naturales y por otra serie de factores y variadas circunstancias, en la actualidad Brasil es indudablemente uno de los países más atractivos del mundo para los inversores extranjeros, y más aún para los españoles por la similitud idiomática.

Brasil tiene una población de casi 200 millones de habitantes, es el país con más extensión del cono sur americano, ocupa el sexto lugar en el ranking de las mayores economías del mundo, por delante de España y del Reino Unido, su PIB equivale a más de la tercera parte del total de América Latina, y se trata de un país económicamente estable, con una expectativa de crecimiento anual medio superior al 4% durante el próximo decenio.

Durante los últimos ocho años se han creado en Brasil más de 15 millones de nuevos puestos de trabajo y casi 30 millones de brasileños pasaron a formar parte de la clase media, cuya capacidad de consumo constituye el motor económico del país. Las exportaciones suponen menos del 10% del PIB brasileño, un dato que pone de manifiesto que el indudable éxito económico de Brasil reside en su mercado interno y que explica su relativa inmunidad a la crisis económica mundial.

Todo lo anterior, junto con la consistencia de políticas económicas y sociales acertadas, equilibradas e innovadoras, llevaron a que las agencias calificadoras de riesgo más importantes del mundo, como Fitch, Standard & Poor’s y Moody’s le concedieran el Investment Grade (grado de inversión) a Brasil, el país que por segundo año consecutivo ocupa el primer lugar del ranking  A.T. Kearney Global Retail Development Index como el país en desarrollo más atractivo del mundo para los inversores.

Las inversiones extranjeras en Brasil vienen incrementándose sin cesar año a año, y España ocupa el segundo puesto entre los países que más han invertido y continúan invirtiendo en Brasil, cuyo panorama económico todavía ofrece muchas oportunidades de negocios que explotar, y no solo para grandes corporaciones sino también para PYMES y autónomos.

Las perspectivas de éxito para los inversores extranjeros, y en particular para  las empresas españolas, se ven aún más reforzadas por las expectativas que generan eventos de tanta repercusión internacional como la Copa de las Confederaciones en 2013, el  Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016, eventos que precisan de una gran cantidad de inversiones y que, en consecuencia, beneficiarán a la economía brasileña en general y, en particular, a las empresas vinculadas a la construcción y mantenimiento de infraestructuras, sector inmobiliario, turismo, transporte, servicios y consumo.

Es indudable que hay un sinfin de oportunidades no solo para los grandes conglomerados empresariales españoles, algunos de los cuales han tenido y tienen gran éxito en Brasil, sino también para las grandes y pequeñas empresas españolas, y más aún en la actual coyuntura, nada favorecedora para acometer proyectos empresariales en España..

Sin embargo, pese a todo lo anterior, no es tarea fácil empezar un negocio en Brasil. En ocasiones, la jungla burocrática del país así como la complejidad de la normativa fiscal y su aplicación práctica puede llegar a ser insufrible: se trata del así llamado ‘coste Brasil’. De hecho, según el  ranking elaborado por el Banco Mundial , Brasil ocupa el puesto 120 (entre 183 países), por detrás de países como Botswana, China o Yemen, en lo que se refiere al grado de facilidad a la hora de hacer negocios.

El éxito o el fracaso de un proyecto o de una inversión en Brasil depende en gran parte de un adecuado asesoramiento previo a la toma de decisiones y, posteriormente, de una correcta gestión de los trámites necesarios o convenientes para materializar la inversión y ejecutar el proyecto de que se trate.

El momento histórico es muy favorable para invertir en Brasil, y hay muchas y excelentes oportunidades de negocio, que para las empresas españolas pueden constituir una salida alternativa a la crisis que atraviesa España y otros países europeos, pero la inversión en Brasil no puede ser realizada de cualquier manera, ni se puede extrapolar a Brasil la experiencia empresarial o la cultura del negocio de España, sino que es imprescindible un adecuado asesoramiento previo, y conocer el marco legal y tributario del país en el cual se pretende invertir.

A un inversor español o de cualquier otro país europeo, especialmente si se trata de un particular o de una PYME, no le resultará fácil obtener la imprescindible información para valorar la conveniencia de invertir en Brasil o los pasos que se deben dar, ni realizar personalmente todos los trámites y comprobaciones que una inversión en el extranjero exige, y menos aún si desconoce la legislación aplicable y la realidad socio-cultural o los ‘tics’ de un país como Brasil, situado a miles de kilómetros, con lo que ello implica.

Sin embargo, con la ayuda de ALTEALEX resultará sumamente sencillo a cualquier potencial inversor analizar la conveniencia de invertir en Brasil, así como gestionar de manera fácil y rápida los trámites necesarios para realizar la inversión.

La pujanza de Brasil ya era obvia para ALTEALEX en el año 2004. Por dicho motivo, a partir de ese año, el director-titular del despacho realizaba desplazamientos regularmente a Brasil, país en el que residía la mitad del año, para acompañar y atender a sus clientes in situ y supervisar personalmente los trámites requeridos en cada caso, obteniendo en el año 2008 el visado de permanencia en Brasil.

La experiencia práctica de más de siete años asesorando y gestionando in situ las inversiones de sus clientes en Brasil, así como el apoyo de una extensa y cualificada red de profesionales locales, permite a ALTEALEX agilizar y facilitar trámites, minimizar posibles riesgos y, en definitiva, optimizar los resultados de las inversiones de sus clientes en Brasil.

Pero, a la hora de invertir en Brasil, ALTEALEX no sólo facilita a sus clientes el debido asesoramiento legal y la adopción de las medidas necesarias o convenientes para garantizar que su inversión en Brasil no se vea inmersa en problemas jurídicos o administrativos, sino que, además, gracias a un profundo conocimiento de la realidad socio-económica de Brasil,  ALTEALEX también puede ayudar a seleccionar la zona del país más adecuada para cada tipo de inversión, así como, en su caso, los socios, directivos o profesionales más idóneos  para la ejecución de la inversión (por ejemplo, arquitectos, ingenieros, contables, gerentes, administradores, etc).

Es importante resaltar que la intervención de ALTEALEX supone un considerable ahorro de costes para sus clientes, puesto que, sin duda alguna, la experiencia práctica y el conocimiento de la idiosincrasia local permiten negociar el precio de los bienes o derechos a adquirir y demás condiciones de la inversión de forma óptima, con resultados mucho más favorables que si el propio cliente negociara directamente con el propietario de los bienes o derechos a adquirir (terrenos, instalaciones, empresas o participaciones en las mismas, etc).

Los servicios de ALTEALEX siempre se caracterizaron por su calidad integral, por su eficacia y por la comodidad de trámites para sus clientes.

Directamente o a través de su red de colaboradores brasileños, ALTEALEX gestiona desde el principio hasta el fin todo lo relacionado con la inversión en Brasil: desde el previo asesoramiento inicial, hasta la materialización efectiva de la inversión (y en su caso de la desinversión), pasando por la obtención y comprobación de la documentación necesaria para formalizar la inversión, constitución o compra de sociedad mercantil brasileña, registro de la inversión en el Banco Central de Brasil, obtención de permisos de residencia o trabajo, etc.

De esa forma, se consigue un considerable ahorro de tiempo, molestias y costes para el cliente, máxime teniendo en cuenta que la lejanía geográfica podría complicar la realización de trámites si fuera el cliente quien tuviera que encargarse personalmente de los mismos o los encomendara a otra persona o profesional sin referencias, o con referencias tal vez inexactas o inadecuadas.

Sin duda, a la hora de decidir o realizar una inversión en Brasil, ALTEALEX puede facilitar y agilizar enormemente las cosas a sus clientes, ahorrándoles tiempo, dinero, riesgos, molestias y posibles problemas. Nos avala nuestra experiencia práctica de siete años asesorando y gestionando inversiones en Brasil, nuestra contrastable profesionalidad y el éxito de los clientes que confiaron en nuestro equipo, tanto españoles como de otros varios países europeos, cuyas referencias podemos facilitar.